#PapuaNuevaGuinea Gran deslizamiento de tierra azota una remota región de Papua Nueva Guinea y se teme que haya muchos muertos

Varias personas se reúnen en el lugar donde se produjo un deslizamiento de tierras en Maip Mulitaka, en la provincia de Enga, en Papúa Nueva Guinea, el 24 de mayo de 2024.

Un importante deslizamiento de tierra asoló una aldea remota del norte de Papua Nueva Guinea, informó el viernes la cadena pública australiana ABC, y se teme que muchas personas hayan muerto.

 

El deslizamiento de tierras afectó al pueblo de Kaokalam, en la provincia de Enga, a unos 600 kilómetros al noroeste de la capital, Port Moresby, según ABC.

Las autoridades aún no han anunciado el número de víctimas mortales, ya que todavía se está evaluando el alcance de los daños y recuperando cuerpos.

El gobernador provincial de Enga, Peter Ipatas, declaró a la agencia de noticias AFP que el corrimiento de tierras había causado "pérdidas de vidas humanas" y daños materiales.

Las imágenes de las secuelas recogidas por AFP mostraban una amplia cicatriz de lodo y rocas en la empinada ladera de una montaña y a los lugareños trepando en busca de supervivientes.

En declaraciones recogidas por ABC, las autoridades declararon que las casas habían quedado destruidas por el desprendimiento de la ladera de una montaña cercana.

CNN se ha puesto en contacto con las autoridades locales, incluido Ipatas, así como con la policía nacional y la agencia de gestión de catástrofes del país.

Papua Nueva Guinea, una nación insular del Pacífico en la que viven unos 10 millones de personas, es rica en recursos, pero su crecimiento económico lleva mucho tiempo a la zaga del de sus vecinos y tiene uno de los índices de delincuencia más altos del mundo.

La violencia en el país sigue siendo generalizada. A principios de año estalló el caos en la capital, dejando a miles de personas con las secuelas de semanas de violentos disturbios y saqueos.

Cientos de tribus se reparten por el remoto y a menudo inaccesible terreno del archipiélago. Pero su vasto y diverso paisaje montañoso, así como la falta de carreteras, han dificultado y encarecido la mejora de servicios básicos como el agua, la electricidad y el saneamiento.


Nº de Visitas # 83